Datos personales

Mi foto

Amante de la lectura, los viajes, cine, series y una buena charla.

domingo, 25 de octubre de 2015

Cuanto más trabajo hay, más pobres somos.





Como ya os he comentado en otras ocasiones, no soy analista ni tan siquiera entendida en el mundo del politiqueo patrio. Pero hay cosas donde no es necesario ser un entendido, para comprender que nos están vendiendo una moto; y no precisamente la de Marc Márquez. Sino una moto baratera a precio de Valentino Rossi.
España no va bien. Se empeñe quien se empeñe en decir lo contrario. Generalmente, los empeñadores son esos seres que nos gobiernan. Esta gente se aplaude y se dan palmadas en la espalda, cual monos de zoo, cuando las estadísticas dicen que hay menos paro. Y ahí se quedan. Pero la realidad es que hay menos paro, pero más pobres. ¿Y esto como puede ser? Muy sencillo, mis queridos bípedos pensantes. Hay más gente trabajando, pero cobrando un sueldo de miseria.
   Quizá a estos mandamases se les haya olvidado que la gente trabaja para poder vivir, no para estar entretenidos. Que para eso ya están los hobbies.
Vivimos en un país donde cada vez se le exige más a la clase trabajadora para ser eso, trabajadora; y menos a los empresarios.
   El gobierno aplaude a cualquiera que monta una empresa y "rescata" de las listas del paro a unas cuantas personas. Le da igual en qué condiciones. Lo único que cuenta es que su lista de "malditos parados" vaya menguando. Y la realidad es que a medida que crecen los trabajadores aumentan los pobres. ¿Raro? No, esto es España. Aquí los empresarios disfrutan llevando una vida de jeques árabes mientras sus huestes de asalariados apenas pueden vivir. Es una imagen de lo mas tercermundista, pero a ellos se la suda. En el fondo, la mayoría de los empresarios de este país está compuesto por unos sátrapas hedonistas, donde lo único que les importa es su bienestar. Ellos están arriba y el resto abajo; ¡que se jodan!



Y mientras la sociedad se empobrece, ¿qué hace nuestro gobierno? Pues básicamente mirar a otro lado y maquillar la realidad. Hay que reconocer que como estilistas son de lo mejorcito. Aunque aún les queda mucho trabajo para maquillar a su líder y presentarlo como un ser inteligente y resolutivo.
Nuestro "querido" Mariano ha ido de mal a peor. Su ya escaso carisma ha ido mermando hasta llegar al submundo.
A veces me da por pensar, cómo un tío tan "supuestamente" espabilao como Aznar, pudo elegir como sustituto a un ser tan anodino como nuestro actual presidente. Y mi imaginación me lleva a deducir que quizá Chema conocía las tropelías del que era su segundo, Rodrigo Rato, pero que le daba reparo decir nada a la justicia, porque quizá muy cerca de él, casi en su vida familiar, se podía encontrar con gente con los mismo reparos que su vicepresidente, a la hora de meter mano, a lo que no era suyo.
Pero vamos, todo esto es...supuestamente.
Al igual, que supuestamente este cambio de hora, es para ahorrar energía. Yo sinceramente no lo noto. Para mí es tan cara con una hora de adelanto que con una hora de retraso. El retraso que se piensan que tenemos los contribuyentes...
Y no quiero seguir con más, porque me solivianto y me viene fatal para el cutis. Y ya solo me faltaba que encima que los de arriba son los dueños de mi bolsillo, lo sean también de  mi pellejo. ¡Y por ahí no paso!

1 comentario:

  1. Ni más, ni menos... Y ante tanto incompetente, mejor cuidarse una, di que sí!

    ResponderEliminar