Datos personales

Mi foto

Amante de la lectura, los viajes, cine, series y una buena charla.

miércoles, 9 de marzo de 2016







YO ANTES DE TI 
Fecha Lanzamiento: 30/04/2014
SUMA, 2014

Resumen del libro

Louisa Clark sabe muchas cosas. Sabe cuantos pasos hay entre la parada del autobús y su casa. Sabe que le gusta trabajar en el cafe The Buttered Bun y sabe que quizá no quiera a su novio Patrick. Lo que Lou no sabe es que esta a punto de perder su trabajo o que son sus pequeñas rutinas las que la mantienen en su sano juicio. Will Traynor sabe que un accidente de moto se llevo sus ganas de vivir. Sabe que ahora todo le parece insignificante y triste y sabe exactamente como va a ponerle fin.Lo que Will no sabe es que Lou esta a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color.Y ninguno de los dos sabe que va a cambiar al otro para siempre.Yo antes de ti reune a dos personas que no podrían tener menos en comun en una novela conmovedoramente romántica con una pregunta: ¿que decidirías cuando hacer feliz a la persona a la que amas significa también destrozarte el corazón?

Comentario personal

Hace mucho que no hago reseñas de ningún libro. Quizá haya sido porque llevaba mucho tiempo sin que ningún libro me dijera nada; ninguno que me contara una historia, una historia que me tocara. Y ha tenido que ser la señora Moyes la que rompiera con esa tónica. Y no porqué la historia sea en si algo novedoso. Casos parecidos tenemos en otros libros y otras películas, pero esta especialmente por cómo está escrita, de una manera sencilla, ligera, sin artificios, hace que su lectura sea amena. Y lo más importante, sus protagonistas. Sabe dotar a cada uno de ellos de una personalidad y unas bien definidas características y unas descripciones no minuciosas pero si lo suficiente como para que nuestro cerebro imagine cómo es cada uno.
Imagino a Louisa morena y pizpireta. Vistiendo a su aire, sin seguir la dictadura de la moda. Will, a pesar de sus limitaciones físicas, conserva su natural elegancia. La señora Traynor siempre va de traje sastre y no olvida nunca su cara adusta y sus perlas. Los padres de Louisa viviendo en un modesto hogar, preocupados por el futuro de sus hijas. Familia de las llamadas chavs en esa Gran Bretaña de opulencia para algunos y miserias para muchos (Llegados a este punto os recomiendo la lectura de "Chavs. La demonización de la clase obrera" de Owen Jones, para que entendáis de lo que os hablo).
Pero dejando de lado todas las características literarias de la novela, lo que me ha removido ha sido el que me hiciera pensar qué haría yo, cómo actuaría si la persona de la que estoy enamorada ya no quisiera vivir, ya no pudiera seguir adelante. Posiblemente entraría en shock para después cabrearme y más tarde intentar convencerlo de que no lo hiciera, de que ni lo pensara. ¿Pero qué derecho tendría yo de obligarlo a vivir una vida que ya no la siente como tal, llena de dolor y limitaciones? ¿No estaría más bien pensando en mí que en él? Supongo que caería en depresión y acabaría culpándome de no haber sido más importante para él que su propia vida. O puede que comprendiera que si lo quiero, lo mejor que puedo hacer es paliar su dolor de la manera en que sea necesaria. 
 Estoy notando que por momentos me estoy convirtiendo en Lady Dramas, y casi es mejor que lo vaya dejando. ¿Pero cómo actuaríais vosotr@s? 
Abro debate.

domingo, 6 de marzo de 2016

Sexo y mujeres y viceversa.





Este no es un artículo basado en un estudio de ninguna prestigiosa universidad de una ciudad de tercera de un país en vías de desarrollo. Es tan solo un breve artículo sobre lo que pienso y sobre mi experiencia de años de...imaginación..o no.

Lo que es una realidad es que a la mujer se la ha utilizado como objeto de deseo por parte del hombre, quisiera o no quisiera. Sin embargo, ella debía actuar como parte pasiva en este juego, porque si se intuía un atisbo de placer, ya era considerada una perdida, o comúnmente una zorra.
Se critica mucho, y con razón, a aquellos pueblos que practican la ablación, pero salvando las distancias, eso es algo que se ha practicado no solo en remotas ciudades de África, sino también, y no hace mucho tiempo de eso, en Europa, o en esos rincones del planeta que llamamos civilizados.
¿Acaso negar el placer en la mujer, pensar que no tiene derecho a sentirlo no es una forma de ablación? La mujer solo tiene que dejarse hacer y punto. Pues no! Las mujeres tenemos el mismo derecho que los machos de la especie en sentir gustirrinín y no sentirnos culpables.

Somos muchas las que nos da un gran placer y satisfacción poder ver escenas subidas de tono y no escondernos, leer novelas eróticas y comentarlas sin sentirnos seres raros y hasta algunas, las más sortudas, poder practicar actos que en algunos países se considerarían delictivos, pero que si te hacen sentir bien, es lo que importa.


Cada cual es muy libre de vivir el sexo cómo y con quien quiera. Todo está permitido mientras sea algo consensuado entre  los participantes. Y si a ti lo que te gusta es la escena del fontanero revisándote las tuberías es tan lícito cómo sentir un látigo en tus posaderas o ser tú la  dueña y señora de las esposas y amarrar a aquel/la que quieras.

Tenemos que desmitificar el porno y verlo cómo lo que es. Un juego. Un juego donde todos los participantes acatan las reglas y se divierten. Y da igual si eres hombre o mujer, tu religión o tu cuenta en el banco. Lo importante es participar y divertirse.